La experiencia acumulada durante años de trabajo, me han ayudado a establecer un método de trabajo que empieza en las primeras reuniones. Esta fase de conocimiento de los deseos y necesidades del cliente es fundamental para encarrilar posteriormente todo el proceso del proyecto y posterior seguimiento del trabajo. Mi entrega hacia el cliente es total desde este primer momento, y la buena sintonía y empatía que se despierte entre nosotros es la que ayudará a que el proyecto llegue a buen término.

Una vez tengo claro la necesidad del cliente, es importante crear una buena idea, que le dé fuerza y se adapte a su gusto . Un buen proyecto avalado por una idea innovadora, asentará la base de un perfecto trabajo final que consiga emocionar a quien lo viva y a quien lo visite. Las premisas son siempre la satisfacción y el bienestar del cliente como eje central, sin perder nunca de vista que cada persona, cada entorno y cada situación genera unos condicionantes únicos , que nos conducen a adaptarnos continuamente y hacer de ellos la base de nuestra propuesta.

Un exhaustivo control del proyecto, desarrollándolo al máximo en detalle y rigor técnico , así como un control máximo de su proceso constructivo, nos permite minimizar imprevistos tanto económicos como constructivos que pudieran generarse. Esto permitirá al cliente establecer previsiones muy cercanas a la realidad tanto en plazos de entrega como costes económicos. Teniendo en cuenta que nuestro principal área de dedicación, la residencial, implica llegar hasta el último detalle de una manera muy personal , la entrega, dedicación y disponibilidad hacia el cliente es prioritaria, y forma parte del sello de identidad del estudio.

Un continuo seguimiento de la obra, para que todo lo proyectado, se materialice en tiempos y costes , será lo que asegure el feliz desenlace de la aventura . Es importante que al llegar a esta fase del proyecto, éste esté claramente detallado, presupuestado y cerrado, para que los desvíos sean mínimos.

01 02 02-sobre mi

El proceso que sigo para resolver cada proyecto es el siguiente:

1. El primer paso consiste en conocernos y explicarme cuáles son vuestros deseos. Eso me ayudará a entender el tipo de proyecto qué mejor os puede encajar, cuáles son vuestros gustos y necesidades y cúal es el nivel de intervención profesional que precisáis por nuestra parte. Una primera visita a la vivienda , que nos permita un análisis de sus cualidades , será de gran ayuda en este etapa. A continuación elaboramos una propuesta de honorarios, en la cual os explicamos detalladamente en qué consiste mi trabajo y responsabilidad de cara al encargo.

2. A partir del momento en que son aceptados estos honorarios nos ponemos a trabajar y realizamos varias propuestas, a fin de sacar el mejor partido a la vivienda en función de vuestras necesidades. Estas propuestas serán comentadas y valoradas a fin de ajustarlas y llegar a una idea final, que nos satisfaga ambas partes. El resultado es un “proyecto básico” que será presentado al cliente, para su posterior resolución a nivel de detalle.

3. Llegados a este punto, elaboramos el “proyecto de ejecución”, totalmente detallado, con elección de materiales, acabados e instalaciones y diseño de mobiliario a medida. Es la parte más técnica del proceso, e incluye un estado de mediciones del proyecto, que permitirá pedir unos presupuestos lo más ajustados posible.

Tu participación en esta fase es importante para mí, en el sentido de que colabores en la selección de elementos a partir de catálogos, visitas a tiendas del sector de mi total confianza, y asesoramiento de diferentes industriales. Si el tiempo es un impedimento para ti, lo solucionaremos, mandándote la información vía internet.
También podemos ocuparnos de la selección de mobiliario para la vivienda, seleccionando piezas de reconocidas marcas nacionales o internacionales, y haciendo el encargo por vosotros para que las recibáis directamente en vuestra casa. E incluir detalles de menaje y decoración final.

4. Una vez cerrado el proyecto y seleccionados los industriales que participarán, establecemos un día semanal de inspección de los trabajos realizados, o seguimiento de la obra a fin de que se realice conforme a lo especificado en el proyecto.

5. Si además de los anteriores apartados, deseáis no tener que preocuparos de nada, también podemos ocuparnos de establecer una planificación de fechas, y una revisión de presupuestos y facturas presentadas a fin de minimizar los desvíos del presupuesto inicial, es lo que denomino llave en mano.

La importancia de cuidar los detalles es una parte fundamental de mi trabajo, y es lo que espero haya marcado la diferencia de mi intervención. Ya sólo me resta daros la bienvenida a vuestro renovado hogar.

04 05 06